logofergus-01.png
iconos-cabeceras-blanco-01.png
iconos-cabeceras-blanco-02.png
iconos-cabeceras-blanco-03.png

Cómo mejorar el rendimiento de tu negocio en temporada baja hotelera

La temporada baja es una etapa compleja para el sector servicios, especialmente para los hoteleros con establecimientos en zona de costa. Tan solo una parte reducida del público objetivo contempla la idea de hospedarse frente al mar a partir del mes de noviembre. Entonces, ¿cómo conseguir atraer a ese público? ¿Cómo aumentar el número de visitantes en temporada baja? Afortunadamente existen estrategias que permiten transformar la temporada baja en una nueva oportunidad de obtener ganancias.

El viajero en temporada baja

España es uno de los destinos que puede presumir de tener afluencia turística en temporada baja, gracias a su agradable clima, sobre todo en las orillas del Mediterráneo. Sin embargo, el mercado turístico español sí que nota  un notable descenso de visitas entre octubre y marzo.

Baleares ha experimentado un aumento del 20,42% en sus visitantes desde noviembre del 2018 a febrero del 2019. Esos viajeros que llegan a nuestro país fuera de los meses de calor llegan al país precisamente en búsqueda de un turismo diferente.

Cada vez son más los viajeros que consideran visitar el país en temporada baja por motivo del descenso de las grandes aglomeraciones de turistas. No solo aprecian esta condición por una mayor tranquilidad en el destino, pero también por una mayor seguridad, ya que se reduce a la vez la posibilidad de experimentar un robo u otro tipo de delincuencia habitual en turismo.

De esta manera, el viajero que realiza sus viajes en temporada baja tiene otros intereses y otras necesidades. Por ello, tu establecimiento debe saber adaptarse a la nueva perspectiva de este viajero.

Conocer y cuidar al cliente

Para conocer a esta clase de público objetivo, es recomendable prestar especial atención al feedback que dan al hotel. Por ejemplo, analizando el envío de emails a estos clientes, o estudiar su comportamiento al visitar tu website, tu blog o tus redes sociales.

El compromiso es un factor importante a la hora de atraer tanto a nuevos como a antiguos clientes. Enfoca tu estrategia en la promoción y distribución para así aumentar la tasa de ocupación.  

Por otro lado, el uso inteligente de la persuasión es otra técnica muy frecuente en este sector – siempre y cuando el cliente no se sienta presionado por parte de tu hotel.

Cuidar en cierto modo al cliente con notas personalizadas. Un simple “gracias” escrito a mano puede no parecer significativo, pero sí da un toque de distinción frente a otros hoteles. Al fin y al cabo, esa es una estrategia magnífica de atracción, y que puede dejar con buen sabor de boca a los huéspedes.

Recuperar el ambiente de la temporada alta

Para poder llevar a cabo una recuperación del ambiente que atraiga a los clientes tanto habituales como futuros, es recomendable analizar las características que hicieron atractivo al hotel durante la temporada alta y mejorarlas.

La exclusividad es siempre una de las mejores herramientas de atracción. Aunque cada vez sea más complicado innovar, a veces no es necesario recurrir a esta técnica, sino conservar la esencia del negocio aprovechando recursos como el buen clima.

De este modo, si a partir de octubre el hotel experimenta unas condiciones climatológicas específicas, aprovecharlas a tu favor haría de la estancia en tu hotel una experiencia única.

transformar-hotel-temporada-baja

Oportunidades, actividades y ambiente tranquilo

Hacer hincapié en las oportunidades enfocadas en cada tipología de cliente, y el volumen inferior de clientela – que permitiría gozar una estancia mucho más tranquila – son dos tácticas recomendadas en el sector hotelero.

Los clientes que optan por viajar y hospedarse en la temporada baja han estado trabajando durante la temporada alta. Teniendo en cuenta este dato, puedes plantear, por ejemplo, en ofrecer retiros espirituales enfocados en prácticas como el yoga, la meditación y los masajes.

Este tipo de actividades es perfecto en un ambiente menos concurrido, y se pueden realizar tanto en la habitación del hotel o en grupo. Es recomendable ofrecer ambas opciones, e incluso una para solteros, ya que vivimos en la era de la tecnología y de la adicción al trabajo.

Ofrecer acontecimientos atractivos

Sea cual sea la audiencia de tu hotel, siempre se puede ofrecer un evento, anunciarlo y promocionarlo adecuadamente para aumentar los clientes. Afiliarse con otras compañías para crear eventos diferentes y atractivos donde la diversión juegue un papel importante. El tipo de cliente que le interese asistir al evento querrá sacar provecho de la experiencia, no solo asistirá por la diversión.

Sin embargo, si consideras que esta adaptación de tu negocio al mercado de la temporada baja conlleva demasiadas complejidades, es recomendable acudir a gestoras o cadenas hoteleras con amplio conocimiento en la industria para que estudien la situación de tu negocio y aportarte las mejores soluciones.

Tipos de gestión de hoteles vacacionales